11 marzo 2023

No me han admitido en el conservatorio, ¿qué puedo hacer?

En España, las Enseñanzas Oficiales de Música se encuentran reguladas por la LOE, Ley Orgánica de Educación en vigor desde 2006. Legislación que divide las enseñanzas en dos categorías, las de régimen general, donde se enmarcan infantil, primaria, secundaria, bachillerato y FP; y las de régimen especial, que engloban las enseñanzas artísticas, deportivas e idiomas. Y es dentro de las artísticas donde se encuentran precisamente las enseñanzas de música.

El principal objetivo de este tipo de enseñanzas es ofrecer una formación de calidad y garantizar la adecuada formación de los futuros profesionales. No obstante, la propia LOE incida que es posible cursar estudios de música no dirigidos a obtener una titulación en otro tipo de escuelas, en otro centro no regulado por esta ley y sin límite de edad.

Esta opción es muy interesante para aquellos que quieran aprender como afición, pero ¿qué ocurre si una persona quiere hacer de la música su profesión y no es admitido en el conservatorio público? ¿Existen otras alternativas? A continuación te explicamos en qué centros pueden cursarse enseñanzas oficiales de música y cómo funciona cada uno de ellos.

¿Dónde pueden cursarse enseñanzas oficiales de música?

En términos generales, hay tres tipos de centros educativos en los que es posible cursar enseñanzas oficiales de música: centros de titularidad pública, centros privados y centros integrados. Los primeros son los conservatorios y los segundos son los que se conocen como Centros Autorizados, quedando ambos regulados por la misma normativa, por lo que siguen el mismo programa y permiten obtener la misma titulación oficial. Tempo Musical es un centro privado autorizado.

Los Centros Autorizados se encuentran asociados a un conservatorio público que garantiza las gestiones administrativas y académicas. La principal diferencia entre ambos radica en la contratación de los profesores y en la flexibilidad de los centros privados a la hora de organizar los horarios y los grupos. Pero también hay que tener en cuenta que en los conservatorios únicamente se paga la tasa de la matrícula, mientras que en los centros autorizados se debe pagar una mensualidad, ya que no están subvencionados.

Por su parte, los Centros Integrados ofrecen la educación obligatoria (primaria y secundaria) y las enseñanzas artísticas de manera coordinada y simultánea.

¿Qué ocurre si no consigo plaza en el conservatorio?

La única forma de ser admitido en este tipo de centros para cursar enseñanzas oficiales de música es pasar una prueba de acceso. Para el primer curso de elemental, la prueba consiste únicamente en medir las capacidades del aspirante, pero no presupone que se tengan conocimientos musicales. En caso de que se quiera acceder a un curso diferente a primero sin haber cursado ninguno de los anteriores, la prueba evaluará la destreza tocando el instrumento y los conocimientos teóricos.

Sin embargo aprobar la prueba de acceso no garantiza que se vaya a tener plaza, sino que dependerá de las plazas que el centro tenga para la especialidad instrumental que el alumno solicite. Los aspirantes son ordenados en base a su calificación en la prueba, ofreciéndoles la plaza según su posición. En 1º de Elemental, estas calificaciones sirven para escoger el instrumento.

Pero, ¿qué ocurre si no eres admitido en el conservatorio? En caso de aprobar pero no ser admitido, la administración puede ofrecerle otro conservatorio donde haya plazas disponibles para la especialidad instrumental que se hay solicitado. Pero los Centros Autorizados como Tempo Musical también pueden admitir a estos alumnos sin tener que repetir al prueba. Una vez que el estudiante ya se encuentra inscrito en alguno de estos centros, si quiere cambiar de conservatorio o a un centro autorizado, basta con que pida el traslado de expediente o de matrícula viva dentro de los plazos establecidos.

Me han admitido pero no tengo plaza en el instrumento que quiero, ¿qué hago?

El aspirante puede escoger entre las especialidades instrumentales reflejadas en los Decretos que desarrollan estas enseñanzas. No obstante, poder aprender o no un instrumento depende de que haya plazas, lo cual suele ser bastante complicado. Las plazas disponible se van adjudicando empezando por las solicitudes para 1º de Profesional, siguiendo después con el resto de cursos e profesional y elemental.

Las plazas son muy limitadas y la demanda muy elevada, especialmente para instrumentos como el violín y el piano, por lo que lograr plaza para el instrumento deseado es prácticamente misión imposible.  Con lo cual, puede darse el caso de que, incluso de que habiendo aprobado la prueba de acceso, tengamos que terminar eligiendo entre guitarra flamenca, oboe o contrabajo, por ejemplo, dependiendo de lo que vaya quedando cuando nos llegue nuestro turno en el listado de calificaciones.

En cambio, los centros privados cuentan con un número de puesto escolares, pero no tienen limitada la distribución de las plazas por especialidades instrumentales. Esto quiere decir que pueden contratar más profesores de los instrumentos con más solicitudes para poder atender esta demanda de plazas. Con lo cual, si no eres admitido en el conservatorio en el instrumento que quieres, puedes matricularte en un centro autorizado como Tempo Musical.

¿Son las enseñanzas oficiales la única manera de cursar formación musical?

En la actualidad, las enseñanzas oficiales de música son la única manera de obtener un título oficial, pero no son la única manera de aprender música. En el sector público encontramos las escuelas municipales de música, que cuentan con una programación más abierta y flexible, pensadas para personas que quieren disfrutad de la música más como una afición que como una profesión. Además, suelen incluir un abanico más amplio de especialidades instrumentales y fomentan la formación de todo tipo de agrupaciones.

Por otro lado, encontramos los centros privados, donde se enmarcan las academias y escuelas de música, que constituyen un escalón intermedio entre las escuelas municipales y los centros autorizados, pues preparan las pruebas de acceso para el conservatorio e intentan emular el programa de los estudios oficiales pero sin  otorgar un título oficial.

Por lo general, los centros autorizados de música suelen englobar toda esta oferta, pues ofrecen estudios oficiales y, al mismo tiempo, enseñanza no reglada, adaptándose a las expectativas y necesidades de todo tipo de alumnos. Incluso de personas adultas que, por edad, no son admitidas en el conservatorio. De hecho, en este tipo de centros hay grupos específicos para adultos con horarios y modelos de enseñanza flexibles que les permiten compaginar las clases con el trabajo y con su vida personal.

Con lo cual, si alguien quiere estudiar por afición puede hacerlo. Pero si una persona quiere cursar estudios oficiales y obtener una titulación válida en todo el territorio español como la de los conservatorios públicos, también puede hacerlo. Al completar sus estudios, el alumno obtendrá un título de técnico que le permitirá trabajar tanto en escuelas privadas de música como en conservatorios y centros autorizados

 

¡Comparte este artículo!

Últimos artículos

FEB082024
La importancia de la edad para realizar estudios oficiales de música en el conservatorio...
OCT272023
En España, la música moderna ha vivido épocas de verdadero esplendor de la mano de...
OCT242023
La música tiene la particularidad de generar deleite a quien la escucha y de desarrollar...

PRUEBAS DE ACCESO
A GRADO ELEMENTAL Y PROFESIONAL DE MÚSICA

Te ayudamos a preparar las pruebas de acceso al Conservatorio